Contenido

08 Ene‘Queríamos volver a ser felices’


En el año 2004, dos consultores que trabajaban en una gran multinacional deciden dejar la compañía para crear su propia empresa. ¿El motivo? Querían volver a ser felices en su trabajo.

A Toni Ibáñez y Cristóbal Escoda les gustaba lo que hacían y eran buenos desarrollándolo. Pero los cambios que se habían producido en la multinacional al hacerse más grande redujeron su nivel de autonomía. Y, de algún, modo perdieron su motivación en lo que hacían.

Querían recuperar su felicidad y decidieron crear su propia consultora: Nae. Y para ello, apostaron por un modelo que se basa literalmente “en las personas”, en su bienestar. Una organización que priorizase a los individuos a la vez que consiguiese resultados.

Toni y Cristóbal piensan que si cuidas a las personas aumentará la calidad de su trabajo, así como su productividad. Y, según comentan, esta productividad se transforma en competitividad. Así de simple, así de complejo.

Este modelo, tiene más mérito si cabe cuando estamos hablando del mundo de la consultoría. Sabemos que la naturaleza de este negocio implica una gran intensidad en el desarrollo de los proyectos así como ajustados tiempos de entrega, lo cual suele derivar en niveles elevados de stress y en dificultades para conciliar la vida personal y profesional. Podemos decir que apostar por un modelo basado “en las personas” en este sector no es habitual.

A veces no es fácil tomar ciertas decisiones. Pero hacerlo con el corazón, buscando lo que te hace feliz, tiene su recompensa tarde o temprano.

Este fantástico ejemplo sirve para mostrar la responsabilidad compartida que tienen tanto individuos como organizaciones a la hora de aumentar la felicidad en el trabajo. Compartida porque:

  1. Cada persona es responsable de su propia vida. Tomamos decisiones continuamente y depende de nosotros elegir aquellas que nos acercan a nuestra propia felicidad. Toni y Cristóbal toman una decisión difícil, arriesgada y valiente que tenía un objetivo superlativo: mejorar su felicidad.
  1. Las organizaciones son las primeras interesadas en que sus empleados estén motivados para que puedan rendir lo mejor posible. Toni y Cristóbal incluyen en su modelo de negocio el propio bienestar de sus empleados. Proyectan en las personas de la organización su deseo de ser felices. Y a partir de ahí pasan a la acción.

 

De las diferentes las políticas que Nae aplica en pro de la mejora del bienestar de las personas, destacaré tres de ellas:

a) Medición del bienestar: a través de una sencilla app, los empleados tienen la oportunidad de compartir cómo se sienten, de forma anónima y a tiempo real. Un gran termómetro para tomar el pulso de la organización

b) Flexibilidad para los empleados: tanto de horarios como de ubicación. De modo que a mayor flexibilidad, mayor conciliación y productividad

c) Aprendizaje vinculado a la Inteligencia Emocional y la Felicidad en el trabajo: poniendo en marcha un ambicioso programa con el que las personas desarrollan su autoconocimiento, la propia gestión emocional, así como la actitud positiva y su bienestar (nota1).

 

Estos ejemplos son solo una muestra de cómo Nae apuesta por las personas y de cómo consigue atraer, retener y desarrollar talento para generar competitividad.

Quizá no tengan el tamaño ni el músculo de otras grandes consultoras mundiales. Pero su modelo consigue competir con los grandes gigantes del sector.

 

En resumen:

Tenemos en Nae un gran ejemplo de toma de decisiones hacia la felicidad. Por un lado, la búsqueda de la propia por parte de Toni y Cristóbal embarcándose un reto que les haga felices. Por otro lado, impulsando la felicidad de la organización a través de políticas que la desarrollen.

Una gran multinacional perdió dos directivos brillantes en 2004. Doce años después, más de 200 empleados tienen la oportunidad de desarrollarse en una organización (Nae) basada en el bienestar del personas.

¡Bravo!

Nota1: El programa de aprendizaje sobre Inteligencia Emocional y Felicidad en el trabajo está liderado por Joaquín Viñas con la colaboración de Mery Viñas y Ángela Porcel

Suscríbete a nuestra newsletter


1 Comment
  • ActivoSaludable, 11 octubre, 2017 Responder

    Muchas gracias por compartir este artículo, indudablemente una buena información. ¡Prosigue escribiendo!

    https://activosaludable.com/


Deja un comentario

Responder a ActivoSaludable Cancel